La Virgen de la Fuensanta se queda en Carazony

El cuadro de la patrona de Coín volverá a colgarse en las paredes del colegio Carazony como sucedía desde hacía cuatro décadas, aunque a partir de ahora se exhibirá exclusivamente en un aula en la que sólo se impartirán clases de religión. Así se acordó ayer tras una reunión extraordinaria del Consejo Escolar que se prolongó durante cerca de dos horas y en la que únicamente se trató este asunto, que salió a la palestra por una campaña de firmas que iniciaron algunos padres y madres para solicitar el retorno de la pintura, la cual fue retirada a principios de curso a petición de otro grupo de progenitores.
Desde el Ayuntamiento se  ha informado que, la medida se acordó por consenso y contó con el visto bueno de todos los representantes del consejo: dirección del colegio, profesorado, AMPA y equipo de gobierno (al encuentro asistieron tanto el alcalde, Gabriel Clavijo, como la concejala de Educación, Lina Vidales).

De esta forma, se espera que en pocos días vuelva a colgarse la imagen de Nuestra Señora de la Fuensanta. Con la iniciativa de exhibirla solamente en el aula de religión, el Consejo Escolar ha buscado una solución salomónica, que pretende contentar tanto a los familiares que solicitaron la retirada de la Virgen apelando a su carácter religioso en el marco de una escuela pública y laica, como a los que reclamaron su retorno como elemento patrimonial y cultural del pueblo.

Desde el propio colegio se ha informado que para poder llevar a cabo la medida será necesario reestructurar el reparto de las clases, ya que el aula en la que se enseña religión acoge también en ocasiones la asignatura de inglés. En este sentido, se cambiará la distribución de las materias para que en ese espacio únicamente se imparta la enseñanza religiosa.

Al parecer, durante la reunión del consejo algunas partes hicieron referencia a la necesidad de «rebajar la tensión» que se ha generado en las últimas semanas entre algunos vecinos debido a la polémica suscitada por las posiciones de unos y otros. En esta línea, cabe destacar que la Virgen de la Fuensanta, que además de patrona es alcaldesa perpetua de Coín, cuenta con numerosos devotos entre los ciudadanos de la localidad.

Por este motivo, el alcalde anunció ayer su compromiso de promover ante la Junta de Andalucía la declaración de la imagen original de la Virgen como Bien de Interés Cultural , debido a su importancia histórica y a su arraigo en el folclore y las tradiciones de Coín.

Esta iniciativa se suma a otra impulsada también por el equipo de gobierno para convertir en elemento patrimonial y cultural del municipio el cuadro del colegio Carazony, que destaca por sus grandes dimensiones (1,60 metros de altura y 70 centímetros de anchura aproximadamente). Para ello, el Área de Cultura elaboró un informe sobre sus características para su estudio por parte de los servicios jurídicos del Consistorio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*