Primeras labores de restauración de la zona quemada

Restauración zona quemada CoinComienza la restauración de la zona de sierra de Coín afectada por el incendio

Varios retenes de la consejería de Medio Ambiente de la Junta están talando los pinos calcinados y colocándolos de tal manera que retienen el suelo fértil y favorecen la regeneración natural.

El bosque de Coín afectado por el grave incendio que se produjo en el mes de agosto comienza a dar síntomas de recuperación. Las intensas precipitaciones vividas este otoño han favorecido al crecimiento de la flora existente que muestra ya sus brotes verdes, tanto en el manto vegetal como en encinas y alcornoques que enseñan tímidamente hojas en sus copas.

Y para ayudar a la regeneración natural de la sierra, la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ya está trabajando en la zona de Cerro Alaminos, Sierra Negra y Barranco Blanco. Concretamente, casi una treintena de profesionales están talando los pinos calcinados y colocándolos en el suelo tumbados de forma que eviten el desplazamiento del suelo fértil frente a posibles lluvias y, de esta manera, favorecer el crecimiento de las semillas. Unos trabajos de extrema dureza debido a la orografía del terreno, muy escarpado.

Una vez que se realicen estas tareas, se complementarán, si fuera necesario, con la incorporación de más semillas en aquellas áreas donde no hayan crecido de manera espontánea, según ha explicado uno de los agentes de Medio Ambiente, Carlos Mediavilla, responsable de la zona de Coín. Además, el técnico ha indicado que en un primer momento se reforestará con pinos, fundamentales para crear riqueza en el suelo y que puedan crecer otras especies autóctonas como palmitos, acebuches, alcornoques o encinas.

En este sentido, el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, Antonio Lucena, ha agradecido la implicación de la Junta en recuperar el valioso entorno natural de nuestra ciudad y ha explicado que en breve se redactará el plan de reforestación que marcará las directrices a seguir en esta restauración de la sierra.

“Las estrechas relaciones entre ambas instituciones garantizará el futuro de la sierra y coordinará los esfuerzos de profesionales y voluntarios para conseguir mantener la riqueza natural de estos parajes”, ha comentado Lucena, que recordó que en este grave incendio se quemaron casi 600 hectáreas del término municipal.

Con respecto, a la labor de los voluntarios, el edil ha explicado que aquellos vecinos que quieran colaborar en la reforestación se pueden poner en contacto con la concejalía o con los distintos colectivos y asociaciones implicados en este asunto para programar acciones de repoblación. Sin embargo, desde la consejería han informado al Ayuntamiento que lo más conveniente sería que se plantasen el próximo otoño para evitar perder las plantas durante la época estival a casusa del calor y la ausencia de precipitaciones, a la vez que se deja tiempo al monte para su regeneración de manera natural.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*