Se amplia la cantera en 70 hectáreas

La cantera El Puntal de Coín, una de las principales explotaciones de dolomía de Andalucía, será finalmente ampliada en 70 hectáreas más. El Ayuntamiento del municipio aprobó ayer en pleno el convenio por el que cede la citada superficie a la empresa concesionaria, Productos Dolomíticos de Málaga S. A. (Prodomasa), basándose en la declaración de la Junta de Andalucía aprobada en septiembre que dictaba la prevalencia del interés minero sobre el forestal en ese suelo, de propiedad pública y situado en la sierra.
El punto salió adelante únicamente con el apoyo del equipo de gobierno formado por PSOE y PA, mientras que todos los grupos de la oposición (PP, IU, Agrupación Coineña y Alternativa Ciudadana Coineña) votaron en contra utilizando argumentos similares a los empleados por la llamada Coordinadora por la Defensa de la Salud y la Protección de la Sierra de Coín, plataforma ciudadana constituida para luchar contra este proyecto.
 
La iniciativa para ampliar la cantera de El Puntal ha originado una intensa polémica política en el municipio en los últimos meses debido a la afección que causará en los montes públicos, si bien tanto el Ayuntamiento como la Junta se han mostrado a favor debido a la «importancia socioeconómica» de la explotación, que genera cerca de 80 empleos directos y unos 150 indirectos.
 
El convenio aprobado ayer sustituye al acuerdo vigente entre el Consistorio y Prodomasa, cuya duración pasa de ser de 20 a 30 años. Durante el periodo de vigencia, las arcas públicas recibirán de la empresa un canon decenal de 245.000 euros, es decir, 490.000 euros en total (aunque el segundo pago estará sujeto a la revisión del IPC). Además, desde el equipo de gobierno destacaron que el nuevo convenio obliga a la compañía a ejecutar un plan de reforestación de la sierra a medida que se vaya explotando. En concreto, se exige la restauración de una hectárea por cada hectárea explotada, utilizando para ello árboles y especies autóctonas.
 
Movimiento ecologista
En las últimas semanas, la coordinadora que se opone a la ampliación de la cantera (y a la cual pertenecen diversas asociaciones ecologistas y partidos políticos como Izquierda Unida) ha denunciado los efectos negativos que supondría la actuación, entre otras cosas porque, según afirman, los terrenos se sitúan encima de la zona de recogida de aguas que abastece al nacimiento de Coín.
 
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ya señaló la importancia de esta explotación de dolomía, al tratarse de un mineral muy valioso e imprescindible para asegurar el abastecimiento a la industria de los sectores químico, agrícola, cerámico, del vidrio y de fabricación de pinturas, entre otros. Según la administración autonómica, Prodomasa ha incorporado métodos que mejoran los utilizados hasta ahora para rebajar la repercusión sobre el paisaje, entre ellos la organización de zonas extractivas separadas por terreno natural y la realización de restauraciones ecológicas de modo simultáneo a la explotación.
 
Fuente: diariosur.es

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*